La mayoría de los usuarios que baterías jamás conocerán cual es la capacidad real de la batería que acaban de comprar.

Primero porque normalmente se usaran para alimentar múltiples dispositivos cuyos consumos son diferentes, además de que el dispositivo no tendrá un consumo fijo que pueda hacer fácil calcular cuantas horas debería durar nuestra batería.

Segundo que para un usuario sin conocimientos de electrónica no resulta fácil medir la capacidad de una batería.

La dura realidad es que, generalmente, los fabricantes marcan la capacidad de sus baterías de forma muy generosa.

En ZenSlider comprobamos su capacidad real de cada batería individualmente e informamos al cliente de la duración de la batería usada con ZenSlider en unas condiciones establecidas. Las baterías que no duren al menos 2.5 horas con ZenSlider son descartadas.

El protocolo de prueba de cada batería comienza con el cargado de la misma con su correspondiente cargador.

Una vez cargada al 100% se realiza una descarga controlada con un dispositivo de medición denominado carga electrónica (Electronic DC Load). Este dispositivo es configurado para descargar la batería a una determinada intensidad hasta que la batería llega a un voltaje mínimo de corte que también se programa en la “Carga electronica”. Además de darnos la capacidad real en Amperios-Hora, el dispositivo grafica la curva de descarga.